Miércoles después del paraíso

Aquí vuelvo a la carga.

Miércoles y me regodeo en mí.

Redundantemente.

Hago un breve resumen de lo que fueron estos dos meses.

(que viene siendo un resumen de lo que es mi verano de toda la vida)

Hablo siempre del paraíso,

ese lugar que los más afortunados tenemos en nuestra vida,

donde hemos sido los protagonistas de nuestro propio Verano Azul.

Para mí ese lugar es Cabañas,

un pueblecito que dista 42 Km de Coruña,

mi ciudad.

Aquí una foto panorámica general

que resulta ser la vista que se tiene desde el ayuntamiento.

Se localiza en la desembocadura del Río Eume,

que da nombre a la villa que queda al otro lado del río,

Pontedeume.

Cabañas tiene una playa,

de arena blanca

(con palitos traicioneros)

y agua

cristalina

unas veces sí,

otras

bueno,

no seré yo quien diga lo contrario.

(y menos en público)

La playa está protegida por un pinar,

en el que hay fauna de todo tipo,

desde los típicos domingueros,

(que este año saturaron la red de Vodafone y no había quien pudiese usar el móvil)

hasta ardillas la mar de simpáticas.

A lo largo de la playa

en el borde con el pinar

se disponen una serie de chiringuitos

dede los que se puede disfrutar de puestas de sol como estas

Y este verano,

nos hemos hinchado de puestas de sol como estas.

Para que luego digan que en Galicia siempre llueve

¡JA!

Pues después de todo este rollo que os he metido

yo lo que quería explicaros

era que había desconectado un montón,

la cobertura del modem usb desde mi casa

se debía mover por puntos suspensivos

en vez de por la red 3g,

porque un minuto tenía

y al siguiente

no

.

Y como una

a veces

se toma los mensajes del destino al pie de la letra,

me decanté por disfrutar de la vida 1:1 a tope.

Sin preocupaciones por la 2.0.

Esta playa me lo puso fácil.

Otra parte de mi verano,

se desarrolla en Gijón,

que no es menos paraíso,

pero de otra manera.

Ahí la temática

es más de  tiendas

que de playa.

Y eso que en Pontedeume han abierto tiendas preciosas

que las he añadido a mi lista de la perdición.

Mi paraíso más cercano sólo está a 42 km,

pero no os podeis hacer una idea cuánto lo echo de menos.

Con deciros

que he decorado un bote para ir ahorrando con vistas al año que viene

Por hoy ya me explayé bastante,

mañana,

volvemos con humor,

¡Buen Miércoles!

Anuncios

2 comentarios en “Miércoles después del paraíso

  1. Conozco Cabañas y suscribo lo que dices. Yo veraneo no muy lejos, en Barrañán, a pocos minutos de A Coruña, también mi ciudad. Si no lo conoces, te animo a que visites esa playa, tiene algo de salvaje que me atrapa. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s